TESTIMONIOS DE CLIENTES

Visitamos junto al arquitecto José Riesco varias casas en el sector de La Laguna, Costa Cachagua y Zapallar. No gusto mucho la funcionalidad y facilidad de mantención de esas casas. También encontramos mucha acogida y alternativas para darle a nuestra casa un sello propio.

A mediados de 2015 contactamos a Casas Alberta por recomendación de distintas personas que habían construido su casa de veraneo en el litoral central con esta empresa. Nos llamó la atención que tanto quienes la habían construido muy recientemente como quienes las habían hecho años atrás mantenían un juicio muy positivo sobre la calidad de la obra y del servicio recibido.

Visitamos junto al arquitecto José Riesco varias casas en el sector de La Laguna, Costa Cachagua y Zapallar. No gusto mucho la funcionalidad y facilidad de mantención de esas casas. También encontramos mucha acogida y alternativas para darle a nuestra casa un sello propio.

Rápidamente, en menos de un mes, nos pusimos de acuerdo en los planos, pues vimos una casa levantada que con algunos ajustes calzaba perfecto con nuestros requerimientos.

Dudamos si contratar un inspector técnico de la obra, para que supervisara a Casas Alberta, pero la experiencia de quienes nos habían recomendado a esa constructora nos lo desaconsejaron, y el propio José Riesco nos hizo ver lo innecesario que podría ser eso.

Tras un proceso de construcción muy ordenado, con los estados de avance y pago tal como se programaron desde un comienzo, luego de 10 meses recibimos nuestra casa en septiembre de 2016. Era exactamente lo que habíamos pedido y habiendo trascurrido más de un año de ello no hemos tenido ningún inconveniente ni problema con la casa.

Fue una experiencia tan grata y carente de problemas que hemos recomendado a muchos amigos para que levanten su casa con Casas Alberta y esperamos prontamente emprender una construcción en el Lago Rango con esta misma empresa.

Carlos Schaerer
+
Fue muy fácil comunicarse contigo, con la mejor disposición; trabajando de una forma súper profesional y ordenada, considerando y atendiendo nuestras ideas y sugerencias, y desde luego, ofreciéndonos siempre soluciones para mejorar aún más el proyecto original.

Cuando empezamos a buscar arquitectos y constructoras para diseñar y construir nuestra casa en Costa Cachagua, después de conocerte personal y profesionalmente, y de visitar varias casas y trabajos realizados por ti con anterioridad, no tuvimos ninguna duda que tú eras la persona y empresa indicada. Interpretaste tan bien nuestro gusto y necesidades, que muy rápidamente aprobamos tu propuesta y nos lanzamos en esa aventura que fue fascinante.
Fue muy fácil comunicarse contigo, con la mejor disposición; trabajando de una forma súper profesional y ordenada, considerando y atendiendo nuestras ideas y sugerencias, y desde luego, ofreciéndonos siempre soluciones para mejorar aún más el proyecto original. La calidad en el diseño, construcción y terminaciones fue muy superior a lo esperado por nosotros. Queremos destacar además la gran calidad humana y profesional de todo el equipo de construcción, liderado por un jefe de obra de lujo, hasta el último ayudante del equipo.
Desde el principio estuvo muy claro el valor de construcción. Todo fue muy transparente y claro, respetando perfectamente el programa de pagos acordado, sin sorpresas de ningún tipo, ni tampoco presión por agregar obras adicionales u otros.
Se cumplió correctamente con el plazo de entrega y además te puedo confirmar que después de 5 años disfrutando de la casa, no hemos tenido fallas ni desperfectos que comentar.

Pamela Valdivieso y Miguel Vielva
+
El  programa de pagos se mantuvo, sin presión. Y la casa fue entregada en el plazo convenido. Lo recibido, fue lo prometido. Equipo Excelente relación de entendimiento con el arquitecto y los maestros.

Proyecto:
Todo el proyecto fue fácil de entenderlo y ejecutarlo ,la casa es de mi total  gusto:
El proyecto la casa fue de una idea mia, que  tenía que ser una casa sin complicaciones y que ella estuviera a mi servicio y no yo al servicio de la casa, cosa que José Riesco me interpretó plenamente en el plano. Es una casa chica , pero tiene 4 dormitorios y 4 baños todos enanos , pero es lo necesario y con una linda vista al mar cercano desde una terraza volada.
Precio y plazos :
Creo que se cobró un precio justo, precio que sólo cambió con los extras ,que estaban preestablecidos.
El  programa de pagos se mantuvo, sin presión. Y la casa fue entregada en el plazo convenido.
Lo recibido, fue lo prometido.
Equipo
Excelente relación de entendimiento con el arquitecto y los maestros.
 
Finalmente hay que agregar que la casa, ha sido para el deleite de los propietarios y amigos, quienes, junto a la familia disfrutamos plenamente de ella . Hay que agregar que la casa está en un lugar privilegiado de cercanía al mar .

Bárbara Marasovic
+
Fue un proyecto fantástico, partimos en abril y estaba durmiendo en ella en noviembre, con todo funcionando a la perfección, llevo ya casi tres meses habitándola y no hay detalles que reparar. Dicen que cuando uno se construye baja 10 kilos, yo me los subí.

El sistema de administración de la obra es fantástico, con el plan de pagos uno se ordena, a mi juicio la obra fue de excelencia, salió antes que los plazos estipulados, no hubo cambios en los valores, no hubo presiones por realizar trabajos adicionales, no hubo ítems no considerados, las terminaciones de excelencia, mucho aporte y preocupación de arquitectura en todos los detalles. El equipo de maestros es de mucho oficio y capacidad de trabajo.
Fue un proyecto fantástico, partimos en abril y estaba durmiendo en ella en noviembre, con todo funcionando a la perfección, llevo ya casi tres meses habitándola y no hay detalles que reparar. Dicen que cuando uno se construye baja 10 kilos, yo me los subí.
Altamente recomendable

Jorge Heiremans
+
Después de mucho preguntar, mirar en internet, recorrer el vecindario viendo otras casas, llegamos por un dato a Casas Alberta y José Riesco De ahí en adelante todo fluyó, como dicen los jóvenes. Llamé a José por teléfono, que encontré en internet, y al día siguiente ya estábamos en mi departamento hablando sobre qué requisitos tenía que tener nuestra casa. Nos hizo varios anteproyectos porque nosotros cambiábamos de idea a cada rato. Que paciencia que tuvo!

MI CASA ALBERTA

A mediados del año 2013 empezamos a pensar un dejar nuestra casa en Beranda, que nos quedaba grande porque nuestros hijos ya habían decidido tener su lugar de veraneo propio. La casa tenía una vista maravillosa al mar y un estupendo vecindario , pero era muy cara de mantener y requería mucha preocupación y dedicación debido a su tamaño, siendo mi marido y yo los únicos que la habitábamos.

Teníamos hace tiempo un sitio en Aguas Claras, frente a Beranda, sin vista al mar, pero con mucho terreno, y una linda vegetación. Además en ese mismo condominio tenían sus casa nuestras hijas

Empezamos a entusiasmarnos con construirnos una casa. Estaba claro lo que queríamos: una casa sencilla, mucho más chica que la que teníamos, que se construyera rápido y, lo más importante, que fuera fácil de mantener.  Una casa para disfrutarla y que no nos causara problemas

Después de mucho preguntar, mirar en internet, recorrer el vecindario viendo otras casas, llegamos por un dato a Casas Alberta y José Riesco

De ahí en adelante todo fluyó, como dicen los jóvenes. Llamé a José por teléfono, que encontré en internet, y al día siguiente ya estábamos en mi departamento hablando sobre qué requisitos tenía que tener nuestra casa. Nos hizo varios anteproyectos porque nosotros cambiábamos de idea a cada rato. Que paciencia que tuvo!
  
Finalmente encontramos el proyecto perfecto y antes de que pasaran dos meses de reuniones casi semanales, elegimos los materiales y fijamos el valor de la construcción. Al poco tiempo ya empezó la obra

Cuando teníamos el terreno marcado para empezar a levantar los muros, surgió un imprevisto y partimos con mi marido a vivir a Estados Unidos por casi un año, durante todo el tiempo que duró la construcción.

José se tuvo que hacer cargo de la obra sin participación de nosotros. Si había alguna duda, la resolvíamos por teléfono y mails. Fue arriesgado, pero confiábamos en que las decisiones importantes ya las habíamos tomado cuando estudiamos el proyecto y, por sobre todo, en la experiencia y buen gusto de José

Al volver, la casa estaba lista. Y quedó muy linda. Todo se cumplió tal como lo acordamos. Se respetaron los plazos, todas nuestras elecciones de materiales y por sobre todo, lo más importante, el precio acordado. No hubo sobreprecios, ni items no acordados,  ni cobros extras.

Al recibir la casa y empezar a vivirla, todo anduvo sobre ruedas.  La casa funciona perfectamente,  es cosa de abrir la puerta de entrada instalarnos y empezar a disfrutarla  Tiene calefacción y chimenea para el invierno, en verano ventila súper bien así es que no es calurosa, y tiene una terraza techada que se usa todo el año.

En fin, mi experiencia con Casas Alberta ha sido óptima y la relación con José superó todas mis expectativas. No sólo encontramos un estupendo arquitecto y constructor, sino también un gran amigo

Maite Barayon
+
El equipo de trabajo muy bueno, tuvimos un muy buen entendimiento , el trabajo es rápido y se preocupan de no subir los costos innecesariamente.

La experiencia al construir nuestra casa de la playa con Casas Alberta fue excelente, la dedicación, el cuidado y la creatividad fueron la tónica del trayecto que hicimos durante un año aproximadamente con ellos. El equipo de trabajo muy bueno, tuvimos un muy buen entendimiento , el trabajo es rápido y se preocupan de no subir los costos innecesariamente. Recomiendo 100% trabajar con Casas Alberta. Lo volvería a hacer nuevamente si me construyera otra casa.

Jeanette Avayú
+
En definitiva, fue un agrado compartir el tiempo que duró el proceso de construcción de la casa, y de todas maneras volvería a hacerme una casa con ellos….

Tuve referencias de José Riesco, arquitecto de Casas Alberta, quien le había diseñado y supervisado la Construcción de su casa en Cantagua a un cuñado, y con el que había llegado a feliz término una vez construida dicha casa, lo que no siempre es común. Tuve la oportunidad de entrevistarme con José, junto a mi señora, para conversar la posibilidad de que nos esbozara un anteproyecto para nuestra casa de Cantagua.

Al término de la reunión, habíamos llegado a un acuerdo y ambos con Pilar, consentimos unánimemente que José sería el que llevaría a la práctica nuestro sueño de la “casa de veraneo” en Cantagua. José pudo interpretar inmediatamente las necesidades familiares de nuestra familia y prontamente llegamos a un plano definitivo.

Nuestro paso siguiente fue la de conocer las alternativas en el mercado de casas prefabricadas tipo Americanas, y luego de visitar y conocer dichas alternativas, no dudamos en contratar a Casas Alberta ya que ofrecían la alternativa de Casas Canadienses, cuyas características y especificaciones técnicas distan mucho de las ofrecidas en el Mercado nacional. Es así como decidimos importar la Casa completa, incluyendo ventanas, closets , siding , techumbres etc.

La negociación y precios
Fue muy simple, sencillo y agradable llegar a un acuerdo comercial, bueno para todos, transparente , con especificaciones claras y precisas, multas ,(que no necesitaron aplicarse nunca) y formas de pago flexibles . Los extras que se produjeron fueron valorizados de acuerdo al mercado y sin mayores problemas.

La obra
Se cumplieron absolutamente nuestras expectativas arquitectónicas, de plazos y precios. Fue un agrado acompañar semanalmente a José a supervisar la obra, donde aprendimos mucho y fuimos conociendo por dentro paso a paso nuestra casa…Durante la construcción, hicimos algunos cambios mínimos, de común acuerdo, donde siempre existió flexibilidad y buena voluntad tanto de parte del arquitecto, como de la Constructora para satisfacer nuestros cambios en el camino.

El Personal
Debo felicitar a Casas Alberta por el personal de obra, en especial por la calidad humana de sus trabajadores, su profesionalismo, su capacidad de trabajo y por el compromiso de cumplir no solo con los tiempos sino también con la calidad y esmero en los trabajos de detalles.

Cabe destacar el servicio de postventa que he tenido desde el año 2000 para algunos detalles sin importancia.

En definitiva, fue un agrado compartir el tiempo que duró el proceso de construcción de la casa, y de todas maneras volvería a hacerme una casa con ellos….

René Silberstein Heyman / Casa en Cantagua
+
A estas alturas ya llevamos casi tres años en nuestra casa y jamás hemos tenido un problema. Una de las características más destacables de la constructora es su orientación al cliente en todo lo relacionado con la post-venta. Ante cualquier problema o duda, que son muy pocos y de lo más normales, nos visitan.

Compramos un sitio en Chicureo, lejos del ruido y cerca de la ciudad, en esos días ya éramos una familia con tres niños. Tres años mas tarde, después de muchas conversaciones, discusiones y desvelos resolvimos construirnos una casa y cambiar nuestro estilo de vida citadino por uno distinto con todas sus virtudes y defectos. En ese momento aparecieron todas las dudas unas propias y otras transmitidas por terceros con buenas intenciones y malos augurios:

¿Qué estilo de construcción queremos?
¿Nos alcanzan nuestros ahorros?
¿Cuáles son los costos ocultos de esta aventura?
¿Sobrevivirá nuestro matrimonio este proyecto?
¿Qué arquitecto……..qué constructora?

Después de mucho buscar y mirar llegamos a José Riesco y Casas Alberta. Cuando decimos buscar y mirar es verdad, fuimos a ver cerca de 20 constructoras y conversamos con a lo menos 5 arquitectos, sin lograr sentirnos interpretados. Inicialmente el tipo de construcción nos mereció algunas dudas: ¿madera, estilo canadiense? Finalmente decidimos emprender vuelo y en Septiembre del 2000 partimos con José diseñando la casa. Todos (niños incluidos) nos sentimos plenamente comprendidos e involucrados en el diseño de nuestra casa, y los planos resultantes fueron la interpretación del sueño familiar. Paralelamente existió siempre una muy estrecha relación con la constructora, que iba evaluando los costos y manteniéndonos en nuestra realidad. Debemos destacar que los costos mostrados fueron siempre muy transparentes, por lo que nunca existieron sorpresas desagradables. En febrero empezamos a construir, con un plazo de entrega fijado para septiembre. Nuevamente aparecieron los buenos deseos y malos augurios de nuestro entorno, pero nosotros ya estábamos embarcados y habíamos logrado establecer una relación de confianza con la empresa. Para sorpresa de muchos, incluso nosotros, el 6 de septiembre nos cambiamos a nuestra nueva casa, completamente terminada y sin ningún maestro en el entorno. Queremos destacar en forma especial la calidad de los recursos humanos de la constructora (desde gerentes hasta jefe de obra y maestros), todos con una disposición muy positiva para escuchar las sugerencias, reclamos, dudas y otras brutalidades de la familia completa. Además durante la construcción nunca aparecieron gastos desconocidos o inesperados e incluso en temas de decoración recibíamos siempre el apoyo del arquitecto.

A estas alturas ya llevamos casi tres años en nuestra casa y jamás hemos tenido un problema. Una de las características más destacables de la constructora es su orientación al cliente en todo lo relacionado con la post-venta. Ante cualquier problema o duda, que son muy pocos y de lo más normales, nos visitan.

Claudia Fehland / Ernesto Trincado
+
Finalmente, se obtuvo una vivienda con un nivel de terminaciones y calidad constructiva que superó mi propia expectativa, lo que se reflejó en cada uno de los detalles y soluciones constructivas muy bien resueltas.

Por casualidad y recomendación de un tercero conocí a José Riesco , quien a través de la Empresa Constructora Alberta se encontraba construyendo otra casa en el mismo lugar .

Trabajamos un buen tiempo en la etapa de anteproyecto y proyecto definitivo de la casa, donde siempre Jose demostró especial interés en interpretar correctamente nuestras necesidades como familia, y adecuarse entonces a nuestra realidad, a pesar de tratarse de una vivienda prefabricada, que podría haber tenido ciertas restricciones constructivas y de estilo, pero donde nos permitió gran libertad.

En la etapa de valorización y presupuesto de la casa, no hubo grandes sorpresas, siempre se estableció un valor medio muy cercano al valor definitivo cotizado, lo que nos pareció acorde a valores de mercado y a los valores previamente conversados, transmitiendo así una gran confianza y confiabilidad ante una inversión significativa para mí.

En cuanto al proceso de construcción, en mi carácter de Ingeniero Civil y a la vez con una gran vinculación laboral con el área de Construcción, siempre tuve la mejor impresión con la forma de trabajar, la calidad del Jefe de Obra y cuadrillas de maestros, en quienes siempre observé un buen y complementado equipo de trabajo, lo que me parece importante de destacar.

Ante las siempre presente eventualidades, encontré en José una gran disposición a corregir y resolver aspectos que se presentaron, siempre abordados desde una perspectiva razonable en términos de costo y solución estética. Cabe señalar que el porcentaje de obras extras final no llegó a superar un 5% del valor de la obra, lo que da cuenta del control que en este aspecto siempre imperó.

Finalmente, se obtuvo una vivienda con un nivel de terminaciones y calidad constructiva que superó mi propia expectativa, lo que se reflejó en cada uno de los detalles y soluciones constructivas muy bien resueltas.

Por último, siempre fue muy grato todo el proceso constructivo y nunca tuve diferencia alguna ni presiones en aspectos de fechas y cuantías de pagos. Por todos los aspectos antes señalados, para quien esté en un proyecto de construcción de una vivienda, recomiendo ampliamente la contratación de la Constructora Casas Alberta dirigida por José Riesco.

Cristián Pérez Moore / Casa en Cachagua
+
Pese al gran temor que tenia de construir una casa y sobretodo fuera de Santiago, por malas experiencias previas, me encontré con una empresa seria, cumplidora y un personal muy agradable. Mentiría si dijera que tuvimos un problema. Las post venta hasta ahora ha sido excelente.

Tome contacto con Casas Alberta a sugerencia, de unos amigos que iniciaban la construcción de su casa en Cantagua y tenían la experiencia previa de ver como Casas Alberta había construido la casa de un familiar, también en Cantagua. Con mi arquitecto licitamos 3 empresas constructoras para construir mi casa y optamos por Casas Alberta por precio, calidad de su presentación y experiencia previa. No nos equivocamos.

Pese al gran temor que tenia de construir una casa y sobretodo fuera de Santiago, por malas experiencias previas, me encontré con una empresa seria, cumplidora y un personal muy agradable.

Mentiría si dijera que tuvimos un problema. Las post venta hasta ahora ha sido excelente.

Es tanto la buena onda de esta empresa, que la ejecutiva del banco con quien contrate el crédito, quedo tan impresionada que los ha recomendado a otros clientes del banco.

Gloria Ribalta
+

LISTADO DE CLIENTES

2018
Pablo Cabrera
Casa en Ensenada , los Vilos
Andres Vielva
Casa en Rocas de Santo Domingo
Jose Tevah proyecto
en desarrollo , Aguas Claras
2017
Liliana Kotliarenko
Remodelacion Depto Costa Cachagua
Cecilia Kovacs
Casa en Cantagua
Jorge Heiremans B
Casa en Salinas de Pullally
Casa Administracion
Casa en Salinas de Pullally
Jaime Searle
Rem.Casa en Salinas de Pullally
2016
Carmen Pereira Y.
Casa en Salinas de Pullally
Carlos Schaerer J.
Casa en Cantagua
Andres Zuazagoitia
Rem. Casa en Cantagua
2015
Daniel Echavarry
Casa en Aguas Claras
Patricia Gatica
Arreglos en Cantagua
Domingo Edwards
Arreglos en Cantagua
2014
Santiago Ibañez Langlois
Casa en Costa Cachagua
Maria Teresa Barayon
Casa en Aguas Claras
Raul Obrecht
Carampangue
Pablo Jaque
Casa en Marbella
2013
Jeanette Avayu W.
Casa En Zapallar
Barbara Marasovic
Casa en Laguna de Zapallar
Rafael Urrejola D.
Casa en el Pangal , Melipilla
2012
Jorge Castillo Ortuzar
Casa en Las Brisas de Santo Domingo
Rodrigo Danus
Casa en Cantagua
Pascale Quintana B.
Casa en Marbella
Julio Krauss R
Casa 3 en Cantagua
Pamela Valdivieso
Casa en Cantagua
2011
Guillermo de la Parra C.
Casa en Quinquelles
Alvaro Besa
Casa en Cachagua
Fernando Zaror A.
Casa en Cantagua
Patricia Gatica
Casa en Cantagua
2010
Casa Riesco Urrejola
Casa en Salinas de Pullally
Julio Krauss R
Casa 2 en Cantagua
Francisca Noemi
Casa en Aguas Claras
2009
Cristian Acuña O.
Casa en Tunquen
Giovani Carcuro
Casa en Marbella
Antonio Covarrubias
Casa en Maria Pinto
2008
Cristian Santos
Casa en Costa Cachagua
Jorge Thomas
Casa en Cantagua
Maria Teresa Pesqueira
Casa en Beranda
2007
Casa Oklahoma
Vitacura
Rossana Mendies
Casa En Rapel
Pablo Rodriguez Whipple
Casa en Cantagua
Ricardo Benavente
Casa en Costa Cachagua
Domingo Edwards
Casa en Cantagua
2006
Rodrigo Quiroga C.
Casa en Cachagua
Rossana Mendies
Rem en Vitacura
Ulrike Behrends
Casa en Talagante
Jose Miguel Pereira Y.
Casa en Salinas de Pullally
William Phillips A.
Casa en Cantagua
2005
Carlos Urrejola D.
Casa en Guanguali
Cristobal Pereira O.
Casa en Machali
Julio Krauss R.
Casa 1 en Cantagua
Ricardo von Muhlenbrock
Casa en Costa Cachagua
Cecilia Contador
Casa En Tunquen
Cristian Perez Moore.
Casa en Cantagua